Tengo que reconocerles que la paciencia, con este tipo de cosas, no es mi fuerte. Yo también quisiera despertar con el cuerpo que siempre soñé, y con esa sensación de que hasta un saco de papas amarrado me queda bien. Pero si miras más allá, eso obviamente no pasará. Aunque hagas una dieta detox que te prometa maravillas, los milagros, al menos de ese tipo, no existen.

Para que cultiven esta paciencia y esa constancia que tanta falta nos hace a momentos, les dejo estos consejos que a mí al menos me ayudan mucho.

NO TE COMPARES: lo peor que puedes hacer en estos casos es compararte con otras personas. Por ejemplo con tu amiga que hizo la misma dieta y bajó más que tú,o con cualquier otra persona. Siempre tienes que recordar que todos los cuerpos son distintos, y por lo tanto ninguno reacciona igual que otro. Ten paciencia que vendrán los cambios!

EL PODER DE LAS VERDURAS VERDES: Aunque muchas piensen que hacer dieta está relacionado a sólo comer ensalada están equivocadas. Dentro de las verduras verdes hay mucho más que lechuga. Yo para variar, por ejemplo, en invierno como me dan ganas de comer platos calientes, mi mejor aliado es el zapallo italiano. Acá les dejo mis recetas favoritas:

Rolls de zapallo

-Albóndigas de zapallo italiano

-Zapallos italianos rellenos

EJERCICIO CONSTANTE: De nada sirve que una semana te motives y otra no, ya que tu cuerpo es como una máquina que se acostumbra a hacer el mismo procedimiento y ahí empezará a generar cambios. Esto porque si lo acostumbras a una rutina comenzará a entender que lo que tiene que hacer con tu energía es gastarla, y así poder eliminar esa grasa que no quieres más. Busca un deporte que motive, o circuitos de ejercicios que varíen siempre, de esta manera no te vas a aburrir.

Después de leer esto ¿Recordaste alguna técnica más? cuéntame en tus comentarios cuál es!