Siempre he pensado que la avena es por lejos uno de los alimentos más completos que se pueden consumir. Algunos dicen que engorda, pero si lo comen en cantidades adecuadas ¡Todo lo contrario! ayuda a reducir grasas y a aumentar la sensación de saciedad, y además la prolonga por mucho más tiempo. Por lo que si aún no la consumes regularmente, te aconsejo que comiences a hacerlo.

Bueno, el otro día tratando de saciar un antojo dulce que tenía se me ocurrió buscar alguna receta de galletas que fuesen saludables, OBVIO!!!. Y sacando de un lado y otro e incorporando mis propias ideas, llegué a esta receta. Aquí les dejo todo para que puedan preparar sus propias galletas caseras de avena.

Ingredientes:

-1 taza de harina de avena (pueden moler la tradicional si no tienen)
-1 taza de avena tradicional
-2 huevos
-1 cucharadita de polvos de hornear
-1/2 taza de leche descremada o la que ustedes prefieran
-1 cucharadita de aceite de coco (lo venden en La Chakra) o vegetal. (el que ustedes quieran)
-1 cucharadita de endulzante
-2 cucharadas de miel (opcional)

Para la preparación:

Dentro de un bowl tienen que batir los huevos. Después incorporan el endulzante (si prefieren pueden agregar miel), aceite y poco a poco agregan la leche y luego los polvos de hornear, harina y harina de avena ( quizás quede un poquito seco, y si es así solo tienen que poner un poco de agua)

En una bandeja del horno engrasada con un poco de aceite formamos las galletas deben salir 12 de tamaño mediano o más pequeñas y después las meten al horno por 15 minutos a fuego alto. ¡Estén pendientes aquí para que no se les quemen!

Así es que cuando tengan un antojo de dulce ya no hay excusas para recurrir a todos esos alimentos que tienen exceso de azúcar y calorías. También hay opciones como estas que las van a ayudar a salir del antojo y que además las pueden disfrutar sin culpa.