Si hay una de las batallas más fuertes y reñidas que tenemos las mujeres día a día, es contra el pelo. Muchas quisieran tenerlo más liso, otras más ondulado y así suma y sigue. Pero la verdad es que hay varios productos que podemos usar en nuestro pelo, para evitar males, por ejemplo, como la sequedad, las puntas partidas y tantos más. Es que el aceite de argan ha llegado para salvarnos la vida y darle por fin un estilo definido a nuestro pelo y por supuesto más hidratación.

Algunos de los beneficios del aceite de argan:

-Es apto para todo tipo de pieles, incluso las pieles más grasas

-Ayuda a regenerar las marcas provocadas por el acné, la varicela o cicatrices

-Previene la aparición de estrías

– Alivia sensación de ardor por quemaduras del sol

-Repara las manos secas

Además de todos estos beneficios que les conté el más poderoso y del que más podemos sacar partido es que este maravilloso aceite de argán nos ayuda a superar muchos males de nuestro pelo. Por ejemplo para:

Cabello fino: Si lo que quieres es aumentar el volumen de tu pelo, sin que sea pesado tienes que aplicar el aceite de argán con moderación:

Agrega menos de una gota en la palma de tus manos, luego frotalo en tu cabello desde las puntas a las raíces.

Cabello grueso y rizado:

Aplica una cantidad generosa y esparce por todos tus rizos, y verás como el cambio se notará inmediatamente. El otro tip que también puedes considerar es aplicartelo con el pelo recién lavado, si este es tu caso tienes que secarlo con una toalla hasta que esté húmedo. Luego comienza a aplicarte el aceite de argán, divide tu pelo en dos y comienza a aplicar el aceite en tu pelo desde las puntas a la raíz y listo!

Como puedes ver el aceite de argán no sólo le dará vida a tu pelo, sino que también puede combatir con la resequedad de tus manos y mucho más!

También podría interesarte:

Las maravillosas propiedades del aceite de coco

La nueva tendencia en mascarillas faciales: multimasking

Recetas caseras para cuidar el pelo