El momento más difícil para cualquier cosa en la vida es comenzar. Cuando empiezas a pololear, cuando empiezas a vivir sola, cuando entras a la universidad etc… Lo importante es que cuando estás en la línea de partida, eres tú y nadie más que tú la que tiene que mantenerse firme. Con el ejercicio y con la vida saludable es lo mismo, y aquí es donde pones a prueba al máximo tu constancia, y como todo en la vida, si lo logras recibirás premios. Pero ¿Qué pasa si la estás perdiendo?

Aquí te dejo algunos consejos para salir de esa zona de partida y para que nunca más vuelvas atrás.

1- Cambia tu dieta constantemente

La mayoría de los planes de alimentación fracasan porque siempre se come lo mismo. Entonces además de acostumbrar a tu cuerpo, pasas a una fase de aburrimiento que en varias oportunidades termina por echar por la borda tu esfuerzo, haciéndote probar cosas que no deberías y a tomar malas desiciones. Es por esto que aquí, aunque no seas un chef en la cocina, siempre se puede. Y siempre he pensado que si quieres puedes, así es que no tengas miedo porque todos hemos tenido fracasos culinarios, y finalmente echando a perder se aprende.

Revisa recetas saludables aquí
2- Busca referentes, no ídolos

Siempre hay alguna de las reinas del fitness a la cuál nos gustaría parecernos. Quizás Kayla Itsiness o Sasha Fitness, entre otras. Seguir sus buenos consejos no está nada mal, de hecho es bueno buscar referentes, pero siempre manteniendo la distancia con estas personas. Todos los cuerpos son distintos, y los requerimientos de cualquiera de estas chicas son distintos a los tuyos, por tanto tu plan alimenticio siempre debe ser pensado sólo para tí. A pesar de que está muy bien buscar consejos en otras, lo importante es que construyas la mejor versión de tí, en base a las ideas que saques de otras.

3- Metas alcanzables

Cada semana ve superando metas, quizás aumentar la cantidad de peso con el que estás trabajando en tu rutina. Darle 5 minutos más a tu cardio.. lo que tú quieras, lo importante es que este pequeño esfuerzo se vea reflejado en cada semana, y así te vas motivando cada día más, porque finalmente lo que todas queremos conseguir son cambios y en base a estas pequeñas metas vas a poder conseguirlo.