Cuando el frío se hace sentir en nuestro cuerpo, impidiéndonos que hagamos muchas cosas es cuando esa motivación de las que nos encanta correr aparece con todas sus fuerzas. A mi también me encantaría quedarme acostada con el guatero calentito o con el scaldasono prendido, durmiendo hasta que literalmente mi cuerpo me haga levantarme. Pero con todas mis fuerzas me levanto de la cama y salgo a correr!

Aunque el frío desmotive, hay varias técnicas para que salgas a correr de todas formas sin problemas. Acá les dejo unas sencillas que ya pueden empezar a aplicar.

1- ACTIVA TU CUERPO ANTES

Muchas veces,cuando hace frío y sales con el cuello oculto en tu polerón, es muy probable que los primeros kilómetros sufras por las bajas temperaturas, pero hay algo muy simple que te ayudará a solucionar tu problema. Sólo necesitaras una cuerda para hacer un par de saltos y te aseguro que ya entrarás en calor. También puedes usar una escalera, para subir y bajar varias veces.

2-MOTIVA A ALGUIEN MÁS

En varias ocasiones salir a correr sola puede ser una excelente opción, pero si sales con alguien más, sobre todo en esos días de frío te aseguro que una conversación amena y una compañía que te motive kilómetro a kilómetro, será de gran ayuda durante tu entrenamiento.

3- PIES A BUENA TEMPERATURA

Tener los pies helados es lo peor. Esa sensación de que no puedes mover ni siquiera los dedos por el frío que tienes es horrible. Por esto preócupate de que tus calcetines sean impermeables, y del material correcto para que el sudor no se quede en tus pies y puedas mantenerte bien mientras corres.

Lo más importante y tu “abrigo” más potente es tu motivación, esa que hace que te levantes de la cama a pesar de la flojera, del frío y tantas otras excusas que podrías encontrar.