PH: Nannel Gacitua INSTAGRAM @Nannel_g

yoga

Todas conocemos los beneficios de la práctica de Yoga siempre y durante la gestación es un momento ideal para cultivarla desde un plano mucho más profundo que el físic

En el embarazo nuestras guaguitas crecen a partir de la riqueza de experiencias que viven desde el vientre. Se alimentan de nosotras y no sólo se alimentan de la comida que ingerimos, se nutren del amor que reciben, de las caricias y abrazos que lo acunan con tu actividad diaria, de los cuidados y sensaciones que siente, de tu voz, de tus pensamientos e ilusiones, absolutamente todo en ti lo comparte, lo absorbe y lo asimila en su pequeño ser.

PH: Nannel Gacitua INSTAGRAM @Nannel_g

yoga y embarazo

Ese ha sido mi principal motivo de mantenerme en movimiento, no ser la supermamifit ni la superyogamom NO! Todo lo que hago, digo, pienso va dirigido desde el segundo uno a mi Alma y ahora que la siento a diario y tan viva dentro de mi y a 60 días (o menos) de su llegada más aún.

El yoga nos ayuda a bajar los niveles de ansiedad del embarzo

Nuestra respiración nos vuelve más consciente y  nos permite disfrutar y conectarnos con el proceso

Muchas asanas nos ayudan a soltar la rigidez y dolores propios del aumento de peso en esta etapa

Al momento de entrar en trabajo de parto vas a poder calmar tu mente, y centrar tu energía física y espiritual a ayudar a ese ser a llegar al mundo, a llegar a ti.

Mi práctica habitualmente es Ashtanga Yoga pero desde que me lesioné no he podido retomarla, ya que aún no me recupero, afortunadamente en mi escuela YOGA MANDIRAM encuentro clases dirigidas a Yoga prenatal, es un ritmo mucho más lento, pero la conexión y la energía que fluye es completamente diferente, de partida estamos todas conectadas y sin conocernos en la misma sintonía, la clase está dirigida por una profe certificada y que además es doula (Una doula es una persona, generalmente una mujer, que informa y acompaña en el proceso vital de la maternidad) mi primera vez realmente me costo contener la emoción de la conexión que sentí, así que es un tipo de yoga que podemos realizar todas en nuestro embarazo idealmente comenzar después del primer trimestre, cuando tu guaguita ya esté creciendo segura.

Donde practicar: Yoga Mandiram Huelén #78 Providencia Santiago

Síguelos en instagram en @mandiramyoga

yoga