A lo que más le tengo terror durante una carrera es al abandono. A pesar de que hay momentos en que quisiera subirme a las ambulancias que van escoltando a los corredores, no lo hago. Pero sí he visto a algunas que lo han hecho, ¿Eso las hace menos fuertes? Acá les cuento cómo evitar esta situación.

DECIR YO PUEDO,YO SOY CAPAZ.

Cada una tiene una especie de ‘mantra’ diferente. Yo al menos intento siempre repetir la frase “yo puedo, yo soy capaz”, quizás ustedes tienen otra, aquí en realidad tienes que escoger qué es lo que más te identifica. A veces esa autoayuda mental, es la más poderosa de todas y te entrega esa fuerza que crees perdida.

TENER PUNTOS FIJOS

Este punto no funciona igual para todas. En mi caso me funciona perfecto. Es más en una de las carreras en las que participé este año tuve de punto fijo todo el tiempo a un corredor que iba con un jockey naranjo fosforescente, y en ningún momento dejé de verlo, sólo cuando me adelantaba. Quizás para ustedes puede no ser una persona, quizás el paisaje, lo que sea. Lo importante es que logres concentración que necesitas.

DAR Y RECIBIR PALABRAS DE ALIENTO

Lo que más me gusta del running son las carreras. Encuentro que eso de estar motivándose entre todos es algo mágico que se da en este deporte. Si estás a punto de abandonar, te aseguro que más de alguien te gritará “Tú puedes, vamos, queda poco”. A veces esas palabras son la inyección perfecta de energía que necesitas para cruzar la meta. Y lo mismo puedes hacer tú cuando ves a algún corredor/a que está apunto de abandonar.