Hola mis adoradas amigas! había estado un poco desaparecida por mi web pero ahora volví espero poder hacerles un post al día, y comienzo Julio con este.

7 IDEAS PARA DESAYUNOS DIARIOS

El desayuno es mi comida del día favorita, es la única comida que realmente me dan ganas de preparar y que quede lindo y apetitoso, las demás las hago pero ya porque son necesarias pero no es mi placer culpable la cocina TENGO que reconocerlo! es más, si fuera millonaria pediría dentro de mis exigencias un chef 24/7 y feriados, mi sueño!

Pero bueno bueno bueno volviendo a lo que me convoca (soy tan buena para irme entre las ramas y perder el hilo) acá 7 exquisitas alternativas, una para cada día de la semana, para levantarte con todas las ganas a preparar y sorprender cada mañana a ti o a quién quieras. Vamos con la primera.

1.- Yogurt y semillas de linaza molida

7 desayunos Esta rico bowl para desayunar con yogur es perfecto si andas con poco tiempo además combina ingredientes que son todos saludables.

Las nueces, llenas de ácidos grasos omega 3, y las semillas de linaza le dan a este plato un toque saludable para el corazón y las saciantes proteínas te ayudarán a mantener las curvas de tu cintura.

Mezcla 3/4 taza de yogur griego común bajo en grasas con 7 mitades de nueces picadas y 2 cucharadas de semillas de linaza molidas, esparce arriba algunas frutas frescas o deshidratadas las que le aportarán fibra, además de vitaminas y minerales a este desayuno.

Calorías: 278. Proteínas: 24 gramos.

2.- Revuelto mediterraneo de huevos

7 desayunos La dieta mediterránea está considerada como una de las más saludables del mundo y está relacionada con la disminución del riesgo de sufrir patologías cardíacas, cáncer y otras enfermedades. Para preparar este desayuno comienza bien tu mañana con este saludable revuelto mediterráneo.

Bate suavemente 1 huevo con 4 claras de huevo y luego cocínalas completamente en una sartén antiadherente.

Esparce 3 cucharadas de requesón parcialmente descremado y 3/4 taza de espinacas sobre los huevos. Calorías: 208. Proteínas: 27 gramos.

3.- Omelette de hongos y tomates

7 desayunos Los omelettes son una de las maneras más fáciles de agregarle vegetales a tu dieta, subiendo también tu ingesta de proteínas. Esta versión incorpora hongos y tomates pero también le puedes agregar ajíes, cebollas o espinaca, la verdad lo que sea de tu agrado. Mezcla 4 claras de huevo con un huevo entero y bátelos suavemente. Usando un rociador para cocina (cocina los huevos en una sartén antiadherente)

Una vez que los huevos comiencen a tomar forma a lo largo de los bordes, agrega 1/2 taza de queso requesón, 1/2 taza de hongos en rodajas y 1/2 tomate cortado en el centro del omelett.

Cocínalo hasta que los huevos estén hechos y dóblalo sobre sí mismo.

Calorías: 256. Proteínas: 36 gramos.

4.-Tostadas francesas

7 desayunos Estás delicias son una de mis favoritas, puedes hacerlas un día de la semana que solemos “relajarnos” un poquito más con la comida. Con 28 gramos de proteínas te sentirás saciado por horas. Deja en remojo una rodaja de pan integral con un huevo. Cocínalos en una sartén antiadherente por aproximadamente un minuto de cada lado y hasta que esté levemente marrón, rocíalo con canela (o cualquier otra especia que te guste) y sírvelo con 3/4 taza de yogur, mermelada, o frutas.

Calorías: 266. Proteínas: 28 gramos.

5.-Crocante de chía

7 desayunos Hay una semilla que creo no puede faltar en ni una casa de alguién healthy y es la semillas de chía que agregan aceites grasos omega 3 y fibras a tu dieta (contienen 10 gramos en unas 2 cucharadas) a este desayuno ya rico en proteínas. Las semillas de chia han ganado popularidad debido a su perfil nutricional de “superalimento”, y las investigaciones muestran que pueden jugar un gran rol a la hora de mejorar los factores de riesgo para las enfermedades cardíacas.

Para esta fácil receta, mezcla 1/3 taza de quinoa cocida con 3/4 taza de yogur griego bajo en grasas y 2 cucharaditas de semillas de chía.

Calorías: 226. Proteínas: 22 gramos.

6.- Un smoothie de tu fruta favorita

Un smoothie es un desayuno portátil que se puede beber en el camino y aún así obtener los beneficios de la energía que proporciona una comida mañanera.

Elige tu fruta favorita o una combinación de frutas. Prueba con bayas, plátanos, mangos, kiwis, etc, todos los cuales contienen carbohidratos para obtener energía.

Agrega un poco de yogur bajo en grasa para aportar proteína y grasa, y un poco de linaza para carbohidratos adicionales, También puedes optar por leche sin lactosa si eres intolerante o simplemente agua.

Mezcla hasta que quede suave.

Adicional agrega mantequilla de maní es una buena adición a un batido de plátano y ofrece grasas saludables y proteínas.

7.-Avena cocida y frutas o más conocido como porridge

La avena es considerada un grano entero, lo que significa que contiene gran cantidad de hidratos de carbono complejos, que son la fuente principal de energía para el cuerpo. El combustible que se obtiene de los carbohidratos complejos dura más que el de los alimentos de granos refinados, por lo que se hace ideal para comenzar las mañanas. Además, la avena es rica en fibra, que se digiere lentamente y mantiene la sensación de saciedad por más tiempo.

Preparárala con leche descremada, sin lactosa o agua.

Cocínala en una olla pequeña hasta que comience a hervir o en el microondas aprox. 1 min, mézclala con algunas nueces, que tienen grasas saludables, puedes agregar pasas arándanos secos que aumentan la ingesta de nutrientes y hacen que tu plato de avena tenga un sabor más dulce.